Redireccionando

Puedes acceder a esta página haciendo click aquí

Algunos blogs que sigo

Twitter

Ivan's bookshelf: read

Que la muerte te acompañe
El atlético invisible
Cómo escribir claro
Hollywood Babylon
Fuckowski, memorias de un ingeniero
Copia este libro
Inteligencia intuitiva
The Naked Woman: A Study of the Female Body
Eisner/Miller: A One-On-One Interview Conducted by Charles Brownstein
La Etica Del Hacker Y El Espiritu De La Era De La Informacionu
Más allá del crash. Apuntes para una crisis
The Dunwich Horror
El nombre de la rosa
Story: Style, Structure, Substance, and the Principles of Screenwriting
Steve Jobs


Ivan Lasso's favorite books »

Páginas

"No plan, no backup, no weapons worth a damn. Oh, and something else: I don’t have anything to lose".- The doctor

Con la tecnología de Blogger.

Llévatelo gratis

Seguidores en Google+

jueves, 14 de enero de 2010

Allá ellos y sus doctores

Los habituales de este blog habréis observado que, de un tiempo a esta parte, he estado reseñando y, en ocasiones, ensañándome con la industria cultural, dándole vueltas arriba y abajo a actitudes y manifiestos, quejándome de falta de visión, de falta de profesionalidad, de falta de seriedad, de…

Quedémonos con el verbo: quejándome.

Tal vez no sea para tanto, pero tengo la sensación de que la mayoría de las veces que paso por aquí es para quejarme de algo. A lo mejor no es así, pero es esa sensación la que a mí me importa.

Y es que me cansa tanta queja, damas y caballeros. Me cansa estar diciendo una y otra vez las mismas cosas, aunque sólo sea para ejercer el legítimo derecho a la pataleta. Ya lo dice la frase completa de la que viene el nombre de este blog: “Todo está dicho, pero como nadie escucha…”. No es que tenga la verdad en mi poder y que me crea un iluminado, ni mucho menos, sino que me he dado cuenta de que esas quejas son, en su mayoría, improductivas.

¿De qué sirve hablar de “cambios en el modelo de negocio” si no se citan a aquellos que ya están inmersos en los nuevos modelos?

¿De qué sirve hablar de profesionalidad en la comunicación si todo lo que se hace es citar los errores y no señalar a aquellos que lo hacen bien?

Hace poco, leía una entrada (por vía de Menéame) que me llevaba a un artículo de El País verdaderamente descorazonador. No voy a entrar en el juego de despotricar contra la miopía en toneladas que destila el texto. Y no lo voy a hacer porque 1) doctores tiene la industria (y allá ellos si no los consultan) 2) me he dado cuenta de que lado quiero estar: de los que hacen, no de los que dicen.

Personalmente, ando en el camino de conseguir ganarme el pan con mis modestos esfuerzos, como ya dije al hablar de mis propósitos para este año. Siendo como es una carrera de fondo, no de velocidad, habitar en la queja de manera permanente (o como residencia de fin de semana) sólo contribuye a mermar tus fuerzas y a hacer más empinado el camino.

Tener un blog y no quejarse de algo es una tarea casi imposible. Ya que por una vez en la historia, la gente de a pie tenemos una tribuna desde la que hacernos oír, es hasta higiénico patalear de vez en cuando. Pero hacerlo de manera continua es una de las maneras más efectivas de garantizarte un inmovilismo pertinaz, a la sazón de un malestar persistente allá donde dicen algunos que queda el alma, pero a mano izquierda.

Por lo tanto, he decidido mermar el índice de quejosidad de este blog para tratar de concentrarme en ayudar a difundir iniciativas que me tope en los deambulares por la web, en plasmar reflexiones a vuela pluma, en echar una mano en lo que sea posible más para ayudar que para acusar.

Minimizar la queja no significa expulsar la crítica, ni mucho menos. Y eso es lo que es este post: una crítica hacia mí mismo. Y una queja, la primera del año: ¡me quejo de quejarme!

Por lo tanto, a concentrarse en lo que importa. En lo que me importa y, tal vez, a algunos de vosotros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Entradas populares

Etiquetas

Datos personales

Mi foto

Fui profesor de informática durante 11 años hasta que decidí probar suerte por mi cuenta.

he escrito artículos sobre blogging en Blog and Web, y fui redactor en dos blogs de la red Generación Net: Nuestros Comics (que ahora tiene otro propietario) y brevemente en Tecnokid. A continuación, estuve algo más de 3 años escribiendo sobre Internet y software en Genbeta, blog de la red Weblogs SL. También he participado en dos libros colaborativos: en “El futuro es tuyo: la revolución social de las personas”, con el artículo “Subido en la web: de amateur a profesional”; y en “Podcasting, tú tienes la palabra“, con el artículo “El podcast como vehículo de la ficción”.

Desde 2008, publico tutoriales de informática en cómic en mi sitio Proyecto Autodidacta, que dispone de su propia página en Google+. En ella podrás encontrar muestras de mi trabajo. No dejes de visitarla y de añadirla a tus círculos.

También escribo, cuando puedo, algo de ficción.

Mis comics


Visita la sección de Descargas de Proyecto Autodidacta donde encontrarás comics en formato PDF, accesorios y podcasts... ¡gratuitos!

Proyecto OMA

Manuales, tutoriales y comics didácticos para aprender informática

microcuentos, nanoficción, micronanos, nanomicros, comosetedelaganallamarlos...

Webcomic sobre... algo

NaNoWriMo 2012

Licencia

Busca en Todo está dicho

1 Libro = 1 Euro ~ Save The Children

Subscríbete por correo

Introduce tu dirección de correo:

Proporcionado por FeedBurner