Redireccionando

Puedes acceder a esta página haciendo click aquí

Algunos blogs que sigo

Twitter

Ivan's bookshelf: read

Que la muerte te acompañe
El atlético invisible
Cómo escribir claro
Hollywood Babylon
Fuckowski, memorias de un ingeniero
Copia este libro
Inteligencia intuitiva
The Naked Woman: A Study of the Female Body
Eisner/Miller: A One-On-One Interview Conducted by Charles Brownstein
La Etica Del Hacker Y El Espiritu De La Era De La Informacionu
Más allá del crash. Apuntes para una crisis
The Dunwich Horror
El nombre de la rosa
Story: Style, Structure, Substance, and the Principles of Screenwriting
Steve Jobs


Ivan Lasso's favorite books »

Páginas

"No plan, no backup, no weapons worth a damn. Oh, and something else: I don’t have anything to lose".- The doctor

Con la tecnología de Blogger.

Llévatelo gratis

Seguidores en Google+

lunes, 18 de febrero de 2008

Hábitos para escribir

Vía Lifehacker llego a un artículo muy interesante acerca de escribir. El autor estudió las entrevistas de varios escritores de revistas y extrajo varias observaciones acerca de sus hábitos a la hora de escribir. Traduzco (perdón si hay errores, hoy tengo el día flojo):

  • Estos escritores escriben por la mañana. A veces comienzan muy temprano.

  • Cinco de los diez escritores realizan un ritual matutino antes de comenzar a escribir.

  • Estos escritores beben mucho café. Cantidades de café.

  • Estos escritores escriben en aislamiento. Muchos dicen no tener email o teléfono en su espacio de trabajo. Uno de ellos usa a propósito una portátil vieja para evitar tentaciones como el solitario.

A continuación, estas observaciones las convierte en recomendaciones para estudiantes o escritores amateurs:

  • Divide el trabajo en un escrito a lo largo de varios días. Acercarse a él más fresco permitirá que sea de mejor calidad.

  • Durante esos días, levántate temprano. Probablemente, más temprano de lo que acostumbras.

  • Realiza un mini-ritual para empezar el día. Probablemente esté relacionado con el café, el desayuno o el periódico. No lo alargues.

  • Vete al lugar más aislado que puedas.

  • Prepara tu mente para pensar, lee las dos últimas páginas que escribiste.

  • Trabaja durante dos o tres horas. Después, detente.

  • Sigue este hábito regularmente. No escribas en otros momentos. No escribas en sitios públicos. No empieces a escribir el día anterior.

Una comentarista añade (y traduzco libremente de nuevo):

  • Si te sientas a escribir a una hora determinada y te encuentras bloqueado, no dejes de escribir, aunque sólo sea "No se me ocurre nada" una y otra vez. Escribe cualquier cosa. Olvídate de la ortografía y la gramática. Déjate llevar. Eventualmente, algo hará clic y se te ocurrirán mejores ideas. Empezar con una página en blanco es intimidante. Siempre puedes borrar lo que escribiste anteriormente, pero por algún sitio has de empezar.

  • Divide el tiempo en periodos de trabajo y periodos de descanso, por ejemplo 20 minutos de escritura y diez de descanso (leer el correo, navegar por la web, etc.), o alguna otra combinación en la que estés trabajando durante un 65-75% del tiempo asignado. Esto tiene dos efectos: primero, es más fácil decir "voy a trabajar X minutos" que "voy a trabajar 2 horas". Segundo, el ser humano necesita descansar periódicamente. La clave está en ser estricto con el tiempo: necesitas trabajar de verdad la primera vez antes de tomarte un descanso.

Ahora, me toca a mí hacer algunos comentarios al respecto:

  • Lo de levantarse más temprano en la mañana, a mí no me funciona. Al menos, no lo hace en este momento en el que tengo que tirar de un trabajo diferente a escribir para poder comer. Siempre necesito como mínimo una hora y dos cafés para poder arrancar, y cuando lo consigo ya es muy tarde como para hacer otra cosa que arreglarme y salir. Prefiero emplear las noches, me siento más cómodo acostándome tarde y levantándome temprano, que acostarme temprano para levantarme más temprano.

  • Sin embargo, en tiempo de vacaciones sí me ha funcionado. Primero, el ritual mañanero. Después, a trabajar. Si no tienes que desplazarte para ganarte la sopa diaria, el método funciona.

  • Aislarse del mundo no siempre es posible, pero para algo inventó el Santo Job(s) el iPod... y todos sus discípulos sus sucedáneos, imitaciones y variantes. Unos auriculares y tu música preferida pueden ayudar a que te concentres mejor y te apartes del mundo exterior. Además, con ellos puedes también cambiar de ambiente de trabajo. Durante un tiempo (hasta que se abrió la veda del fumador), me iba a una cafetería y pasaba allí una hora u hora y media escribiendo en mi palm. A veces, estas cosas ayudan mucho.

  • Definitivamente sí: una página en blanco no es que intimide, es que acojona. Comenzar a llenarla de lo que sea es la mejor manera de evitar que la mente se te quede igual que la página: vacía.

  • La división del tiempo de trabajo en periodos de ídem y periodos de descanso definitivamente funciona, tanto a nivel de rendimiento como a nivel psicológico. Pesa mucho pensar "voy a trabajar 2 horas", muchísimo. El otro día, probé el método de (10+2)*5. Parece una fórmula de hoja de cálculo, pero sólo quiere decir 10 minutos de trabajo más 2 minutos de descanso, cinco veces seguidas (hasta cubrir una hora). Aplicado con cronómetro, me sirvió para hacerle un corte de mangas a la procrastinación. Ideal para tareas pesadas o poco atractivas (con lo que me gusta, no lo necesito).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Entradas populares

Etiquetas

Datos personales

Mi foto

Fui profesor de informática durante 11 años hasta que decidí probar suerte por mi cuenta.

he escrito artículos sobre blogging en Blog and Web, y fui redactor en dos blogs de la red Generación Net: Nuestros Comics (que ahora tiene otro propietario) y brevemente en Tecnokid. A continuación, estuve algo más de 3 años escribiendo sobre Internet y software en Genbeta, blog de la red Weblogs SL. También he participado en dos libros colaborativos: en “El futuro es tuyo: la revolución social de las personas”, con el artículo “Subido en la web: de amateur a profesional”; y en “Podcasting, tú tienes la palabra“, con el artículo “El podcast como vehículo de la ficción”.

Desde 2008, publico tutoriales de informática en cómic en mi sitio Proyecto Autodidacta, que dispone de su propia página en Google+. En ella podrás encontrar muestras de mi trabajo. No dejes de visitarla y de añadirla a tus círculos.

También escribo, cuando puedo, algo de ficción.

Mis comics


Visita la sección de Descargas de Proyecto Autodidacta donde encontrarás comics en formato PDF, accesorios y podcasts... ¡gratuitos!

Proyecto OMA

Manuales, tutoriales y comics didácticos para aprender informática

microcuentos, nanoficción, micronanos, nanomicros, comosetedelaganallamarlos...

Webcomic sobre... algo

NaNoWriMo 2012

Licencia

Busca en Todo está dicho

1 Libro = 1 Euro ~ Save The Children

Subscríbete por correo

Introduce tu dirección de correo:

Proporcionado por FeedBurner