Redireccionando

Puedes acceder a esta página haciendo click aquí

Algunos blogs que sigo

Twitter

Ivan's bookshelf: read

Que la muerte te acompañe
El atlético invisible
Cómo escribir claro
Hollywood Babylon
Fuckowski, memorias de un ingeniero
Copia este libro
Inteligencia intuitiva
The Naked Woman: A Study of the Female Body
Eisner/Miller: A One-On-One Interview Conducted by Charles Brownstein
La Etica Del Hacker Y El Espiritu De La Era De La Informacionu
Más allá del crash. Apuntes para una crisis
The Dunwich Horror
El nombre de la rosa
Story: Style, Structure, Substance, and the Principles of Screenwriting
Steve Jobs


Ivan Lasso's favorite books »

Páginas

"No plan, no backup, no weapons worth a damn. Oh, and something else: I don’t have anything to lose".- The doctor

Con la tecnología de Blogger.

Llévatelo gratis

Seguidores en Google+

sábado, 26 de enero de 2008

Una carga muy satisfactoria

Creo que es la primera vez desde que retomé el blog (por el mes de agosto, creo) que he pasado tanto tiempo sin publicar (y no cuentan esas notitas que he ido lanzando desde el móvil). Tengo en ese tintero que es la agenda del móvil unos cuantos temas de los que me gustaría hablar y a ver si me puedo dar un ratito para hacerlo. Y también hay unos cuantos posts empezados pero que no he podido concretar ya que la fatiga me impidió hacerlo en su momento.

Esto, que suena a descarga para no ser borrado de vuestros feeds o para que sigáis volviendo por aquí (que también lo es, no nos engañemos), es una pequeña pataleta por no poder jugar a esto que tanto me gusta: escribir.

Mucho se dice por ahí eso de que bloguear es una actividad de la que hay que disfrutar; cuando no lo haces, cuando te presionas por escribir un post, deja de ser algo de lo que gozas. Esta afirmación siempre me ha chirriado un poco. Hay algo que no funciona en ella.

Escribir no es una actividad cualquiera. Puede ser un hobby, es cierto, como cualquier otra cosa, pero es una afición que cuanto más tiempo dedicas, más te exige. O más te exiges tú. Escribir es muy parecido al ejercicio físico: lo disfrutas, pero duele y cansa.

En muchas ocasiones, los dedos te pican por escribir. Quieres sentir en tus yemas el tacto de las teclas, las flexiones de los músculos de tus manos yendo de un lado a otro del teclado. Pero las ideas se muestran huidizas, las palabras se hacen esquivas, cualquier tema que trates se burla de ti en tu cara. Y eso produce, desde luego, un sentimiento de frustración que nos lleva a la procrastinación. Porque la única manera de vencer la resistencia que nos opone un texto en seguir insistiendo hasta que se rinda. No siempre el resultado es el esperado o el deseado, pero que se le va a hacer: las condiciones (el contexto, el tema, tú mismo) no siempre son las mejores. Por ahora, simplemente cumpliste, así que a otra cosa, mariposa.

Decir que si te presionas por bloguear ya no es blogging o que deja de tener su gracia es como decir que presionarte para salir a correr todas las mañanas no es hacer deporte, que debes hacerlo sin presionarte. Disfrutas corriendo, pero como obviamente cansa, una parte de ti va a querer evitarlo.

Presionarte para bloguear también es mostrar respeto por tu audiencia. De pronto, una serie de personas a las que no conoces de nada se han suscrito a tu feed, o te tiene en su lista de favoritos y te visitan regularmente. Si lo hacen es por algo. Cuando alguno de mis blogueros favoritos no escribe, una pequeña parte de mi rutina diaria se descoloca. Sí, es una parte muy pequeña, pero una parte al fin y al cabo. Quien sabe si tú, al no escribir, le estás descolocando esa pequeña parte a alguien más.

Todo quizás suena muy friki, pero es como lo veo: al ponerte tu blog, te conviertes en un micromedia, y adquieres una serie de responsabilidades, que son tan micro como tu media, pero que no dejan de ser responsabilidades. Y además, te están pagando: con la atención, la moneda que cada vez se está revalorizando más en el mercado de divisas.

Yo me seguiré presionando por postear, y me seguiré sintiendo culpable por no hacerlo cuando no tenga tiempo (maldita manía de comer todos los días). Pero que culpabilidad tan sabrosa, que carga tan satisfactoria, carajo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Entradas populares

Etiquetas

Datos personales

Mi foto

Fui profesor de informática durante 11 años hasta que decidí probar suerte por mi cuenta.

he escrito artículos sobre blogging en Blog and Web, y fui redactor en dos blogs de la red Generación Net: Nuestros Comics (que ahora tiene otro propietario) y brevemente en Tecnokid. A continuación, estuve algo más de 3 años escribiendo sobre Internet y software en Genbeta, blog de la red Weblogs SL. También he participado en dos libros colaborativos: en “El futuro es tuyo: la revolución social de las personas”, con el artículo “Subido en la web: de amateur a profesional”; y en “Podcasting, tú tienes la palabra“, con el artículo “El podcast como vehículo de la ficción”.

Desde 2008, publico tutoriales de informática en cómic en mi sitio Proyecto Autodidacta, que dispone de su propia página en Google+. En ella podrás encontrar muestras de mi trabajo. No dejes de visitarla y de añadirla a tus círculos.

También escribo, cuando puedo, algo de ficción.

Mis comics


Visita la sección de Descargas de Proyecto Autodidacta donde encontrarás comics en formato PDF, accesorios y podcasts... ¡gratuitos!

Proyecto OMA

Manuales, tutoriales y comics didácticos para aprender informática

microcuentos, nanoficción, micronanos, nanomicros, comosetedelaganallamarlos...

Webcomic sobre... algo

NaNoWriMo 2012

Licencia

Busca en Todo está dicho

1 Libro = 1 Euro ~ Save The Children

Subscríbete por correo

Introduce tu dirección de correo:

Proporcionado por FeedBurner