Redireccionando

Puedes acceder a esta página haciendo click aquí

Algunos blogs que sigo

Twitter

Ivan's bookshelf: read

Que la muerte te acompañe
El atlético invisible
Cómo escribir claro
Hollywood Babylon
Fuckowski, memorias de un ingeniero
Copia este libro
Inteligencia intuitiva
The Naked Woman: A Study of the Female Body
Eisner/Miller: A One-On-One Interview Conducted by Charles Brownstein
La Etica Del Hacker Y El Espiritu De La Era De La Informacionu
Más allá del crash. Apuntes para una crisis
The Dunwich Horror
El nombre de la rosa
Story: Style, Structure, Substance, and the Principles of Screenwriting
Steve Jobs


Ivan Lasso's favorite books »

Páginas

"No plan, no backup, no weapons worth a damn. Oh, and something else: I don’t have anything to lose".- The doctor

Con la tecnología de Blogger.

Llévatelo gratis

Seguidores en Google+

miércoles, 10 de octubre de 2007

Justificar las críticas

Creo que no escribo mal. Es cierto que podría hacerlo mejor, y que lo haría mejor si lo hiciese más. Además, me gustan que me corrijan y que me señalen los errores. Generalmente, no tengo otra opción que bajar la cabeza apesadumbrado ;) y realizar los cambios que me sugieren. Esas sugerencias incluso me ahorran el trabajo de tener que hacérmelas yo mismo.

Las críticas objetivas y las sugerencias siempre tienen que ser bienvenidas por un "escribidor". Le ayudan a crecer y a mejorar, hasta si no tiene inquietudes literarias muy profundas y sólo desea plasmar sus ideas en un "papel" ocasionalmente. Sin embargo, hay personas que toman toda corrección o crítica como un ataque personal. Y lo peor de todo es que se lo toman así después de pedirles que les des tu opinión.

Eso me pasó a mí con un compañero. Un día que estuvimos tomando algo en su casa, me pidió que le echase un vistazo a un libro que estaba escribiendo. En realidad, me pidió algo más concreto que esa vaguedad del vistazo: que leyese sus primeras páginas y que le dijese qué estaba mal.

La verdad es que aquello era un desastre, pero el tema tenía potencial. No quise entrar en asuntos gramaticales, pues no me considero autoridad sobre el tema y más bien flojéo en ellos, pero sí en otros aspectos de naturaleza estructural: como empezaba la historia, cambio de orden de las escenas, apariciones de los personajes, etc. Y ahí fue cuando abrí la caja de Pandora.

Quedaría muy bien para esta anécdota decir que mi compañero se puso furioso y empezó a insultarme. Pero eso no sería verdad, sobre todo porque la verdad me parece mucho más lamentable: comenzó a justificarse. Mis sugerencias eran rebatidas mediante justificaciones que no quedaban claras a los ojos del posible lector. Me deje llevar un poco y comencé a rebatir sus justificaciones con argumentos. Y la única respuesta que obtuve fueron más justificaciones sin argumentos sostenibles aunque sea del modo más subjetivo posible (lo quiero poner ahí, y ya está). Después de un rato, me aburrí del juego y me fui.

Durante el regreso a mi casa iba pensando que lo que quería mi compañero era que le regalase los oídos. Pero no sólo no estaba por la labor, sino que estoy en contra de hacerlo a menos que se lo merezca de verdad. Creo que los halagos inmerecidos hacen más mal que bien, y que una crítica se puede untar con la vaselina apropiada como para que esta surta efecto. La diplomacia que emplee en este caso no funcionó. De todas formas, tampoco importaba. Creo que el mundo no se ha perdido nada.

A lo que voy es que, si pides una crítica y esta es mala, piensa primero si no tendrá razón, sobre todo considerando que a quien se la has pedido lo has hecho porque respetas su opinión. Entonces, que te aporte de algo. Si tu primera reacción es ponerte a la defensiva y tratar de justificar tus decisiones (del tipo que sean), vamos mal. Casi seguro que el otro tiene razón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Entradas populares

Etiquetas

Datos personales

Mi foto

Fui profesor de informática durante 11 años hasta que decidí probar suerte por mi cuenta.

he escrito artículos sobre blogging en Blog and Web, y fui redactor en dos blogs de la red Generación Net: Nuestros Comics (que ahora tiene otro propietario) y brevemente en Tecnokid. A continuación, estuve algo más de 3 años escribiendo sobre Internet y software en Genbeta, blog de la red Weblogs SL. También he participado en dos libros colaborativos: en “El futuro es tuyo: la revolución social de las personas”, con el artículo “Subido en la web: de amateur a profesional”; y en “Podcasting, tú tienes la palabra“, con el artículo “El podcast como vehículo de la ficción”.

Desde 2008, publico tutoriales de informática en cómic en mi sitio Proyecto Autodidacta, que dispone de su propia página en Google+. En ella podrás encontrar muestras de mi trabajo. No dejes de visitarla y de añadirla a tus círculos.

También escribo, cuando puedo, algo de ficción.

Mis comics


Visita la sección de Descargas de Proyecto Autodidacta donde encontrarás comics en formato PDF, accesorios y podcasts... ¡gratuitos!

Proyecto OMA

Manuales, tutoriales y comics didácticos para aprender informática

microcuentos, nanoficción, micronanos, nanomicros, comosetedelaganallamarlos...

Webcomic sobre... algo

NaNoWriMo 2012

Licencia

Busca en Todo está dicho

1 Libro = 1 Euro ~ Save The Children

Subscríbete por correo

Introduce tu dirección de correo:

Proporcionado por FeedBurner