Redireccionando

Puedes acceder a esta página haciendo click aquí

Algunos blogs que sigo

Twitter

Ivan's bookshelf: read

Que la muerte te acompañe
El atlético invisible
Cómo escribir claro
Hollywood Babylon
Fuckowski, memorias de un ingeniero
Copia este libro
Inteligencia intuitiva
The Naked Woman: A Study of the Female Body
Eisner/Miller: A One-On-One Interview Conducted by Charles Brownstein
La Etica Del Hacker Y El Espiritu De La Era De La Informacionu
Más allá del crash. Apuntes para una crisis
The Dunwich Horror
El nombre de la rosa
Story: Style, Structure, Substance, and the Principles of Screenwriting
Steve Jobs


Ivan Lasso's favorite books »

Páginas

"No plan, no backup, no weapons worth a damn. Oh, and something else: I don’t have anything to lose".- The doctor

Con la tecnología de Blogger.

Llévatelo gratis

Seguidores en Google+

jueves, 8 de noviembre de 2007

El hipnotizador y el hipnotizado


La palabra es un arma cargada. Lo mismo puede servir para halagar que para insultar, para decir la verdad que para mentir. La palabra es un arma que todos tenemos pero que no todos aprovechamos. Algunos, la manejan como un niño puede manejar una pistola: con imprudencia.

Y es que resulta más fácil llamar “piratas” y otros adjetivos de similar catadura a todo aquel que se baja una canción de moda que bajar los precios de los CDs para que estos sean más accesibles. Aplíquese lo mismo a los libros e incluso al software. Se empeñan en bombardearnos con sus brillantes productos hasta convencernos de que tenemos que hacernos con ellos, pero no nos lo ponen fácil: precios prohibitivos, dificultades de acceso, etc. Entonces, hipnotizados como estamos, buscamos la manera de cubrir esa necesidad tan imperiosa que nos han inculcado y recurrimos a los medios que tenemos a nuestro alcance: uno de ellos, Internet.

Entonces, al igual que el niño que grita “No, no, así no vale”, ellos, que abrieron la caja de Pandora, nos quieren acusar de que sigamos sus instrucciones. “No, no así”, dicen. “Tienes que pasar por caja”. “Pero vosotros”, decimos, “me habéis creado la necesidad. Sólo la estoy satisfaciendo”. “No sólo tienes que satisfacerla, sino satisfacerla como nosotros digamos”. Lo que dije: en un combate desigual, si el más pequeño pone sobre el terreno un arma que le otorga cierta ventaja o al menos igualdad, “ya no vale”, es trampa.

Muchas empresas ya no utilizan la publicidad para seducir, sino para imponer. No se trata de ponerte en conocimiento de que existe un producto que podría satisfacer una necesidad, sino de crear la necesidad para vender el producto. No estoy en contra de la publicidad, de hecho me encanta. Pero tan sólo es una herramienta más. E igual que un martillo puede servir para arreglar un mueble pero también para matar a alguien, la publicidad puede usarse o abusarse.

Imaginemos un supermercado que no tuviese servicio de seguridad alguno. Nada, ni esas cositas que se ponen a pitar de manera histérica muchas veces sin razón, ni vigilantes infiltrados atentos a ver si te metes algo en el bolsillo. Una mujer entra, va a la sección de perfumería, coge un tarro de crema antiarrugas de una famosa marca y se marcha sin pagarla. El dueño de la marca se acerca hasta ella y le dice “¿Por qué te vas sin pagarla? ¿No ves que eso está mal? Si todo el mundo hace lo mismo, no podremos hacer más cremas”. La mujer le contesta: “Pero no tengo dinero. Tengo que pagar agua, luz y la alimentación de mis hijos, pero no me alcanza”. El dueño de la marca entonces le dice: “Pues no te la lleves”. La mujer, desesperada, continúa: “Pero si no me pongo esta crema, entonces mi marido no me querrá, me abandonará por otra”. Sorprendido, el dueño de la marca le dice: “No es cierto, ¿quién te ha dicho eso?”. La mujer levanta la crema delante de la cara del dueño y le grita: “¡TÚ!”.

Dejen de bombardearnos hasta que nuestro cerebro tan sólo sea un despojo: nunca lo será. Dejen de tratar a la gente como si fuesen tontos y recurran a otras estrategias: la humanidad entera se lo agradecerá. Limítense a informarnos de su producto y, desde luego, a producirlo en buenas condiciones y a no engañarnos ni mucho menos a insultarnos. Busquen otras vías en lugar de invadirnos, de tirar del borde de nuestra chaqueta diciendo “¡Compra, compra, compra!” hasta que así lo hagamos sólo por hartazgo. Y si no lo hacemos, pero aún así obtenemos lo que ustedes ofrecen, no se quejen. Al fin y al cabo, mucha culpa es suya.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Entradas populares

Etiquetas

Datos personales

Mi foto

Fui profesor de informática durante 11 años hasta que decidí probar suerte por mi cuenta.

he escrito artículos sobre blogging en Blog and Web, y fui redactor en dos blogs de la red Generación Net: Nuestros Comics (que ahora tiene otro propietario) y brevemente en Tecnokid. A continuación, estuve algo más de 3 años escribiendo sobre Internet y software en Genbeta, blog de la red Weblogs SL. También he participado en dos libros colaborativos: en “El futuro es tuyo: la revolución social de las personas”, con el artículo “Subido en la web: de amateur a profesional”; y en “Podcasting, tú tienes la palabra“, con el artículo “El podcast como vehículo de la ficción”.

Desde 2008, publico tutoriales de informática en cómic en mi sitio Proyecto Autodidacta, que dispone de su propia página en Google+. En ella podrás encontrar muestras de mi trabajo. No dejes de visitarla y de añadirla a tus círculos.

También escribo, cuando puedo, algo de ficción.

Mis comics


Visita la sección de Descargas de Proyecto Autodidacta donde encontrarás comics en formato PDF, accesorios y podcasts... ¡gratuitos!

Proyecto OMA

Manuales, tutoriales y comics didácticos para aprender informática

microcuentos, nanoficción, micronanos, nanomicros, comosetedelaganallamarlos...

Webcomic sobre... algo

NaNoWriMo 2012

Licencia

Busca en Todo está dicho

1 Libro = 1 Euro ~ Save The Children

Subscríbete por correo

Introduce tu dirección de correo:

Proporcionado por FeedBurner