Redireccionando

Puedes acceder a esta página haciendo click aquí

Algunos blogs que sigo

Twitter

Ivan's bookshelf: read

Que la muerte te acompañe
El atlético invisible
Cómo escribir claro
Hollywood Babylon
Fuckowski, memorias de un ingeniero
Copia este libro
Inteligencia intuitiva
The Naked Woman: A Study of the Female Body
Eisner/Miller: A One-On-One Interview Conducted by Charles Brownstein
La Etica Del Hacker Y El Espiritu De La Era De La Informacionu
Más allá del crash. Apuntes para una crisis
The Dunwich Horror
El nombre de la rosa
Story: Style, Structure, Substance, and the Principles of Screenwriting
Steve Jobs


Ivan Lasso's favorite books »

Páginas

"No plan, no backup, no weapons worth a damn. Oh, and something else: I don’t have anything to lose".- The doctor

Con la tecnología de Blogger.

Llévatelo gratis

Seguidores en Google+

lunes, 3 de septiembre de 2007

Yo trabajé escribiendo horóscopos

Quedaría muy chulo decir que no creo en los signos del horóscopo por esta u otra razón científica, pero no es tan así. Es, sencillamente, que me da igual. Generalmente, cojo todo lo relacionado con el "mundo paranormal" con pinzas. Cuando me suceden una de esas cosas extrañas a las que yo no le puedo encontrar explicación, sencillamente lo dejo ahí. En algún momento le cuento a alguien la anécdota y ya está. Lo cierto es que me encuentro más cómodo en la cercanía de los escépticos que en la de los "divulgadores de lo oculto".

Pero no puedo negar que siento afinidad por mi signo (Geminis), haciendo gala de él de vez en cuando y poniéndomelo como chaqueta cuando me apetece. Es más una especie de creencia estética que otra cosa. Además, los signos del horóscopo son muy útiles para subir la autoestima, indentificándote con las virtudes del tuyo, y para justificar los defectos del otro (¡es lógico, es escorpio!).

En lo que sí que no creo es en los horóscopos, aquellos como los que aparecen en los periódicos. Pero no por estética, ni por simpatía, ni por nada. En algún momento encuentro divertidos verlos para comprobar como se equivocan, y eso cuando no hay otra cosa que hacer (como contar los relieves del estucado de la pared). Además, tengo una razón poderosa para no creer en ellos: a mí me pagaron un tiempo por escribirlos.

La oferta vino de una empresa con la que colaboraba escribiendo otro tipo textos. Cuando me lo propusieron, me mostré receloso. Ingenuamente, argumenté que no era astrólogo. La respuesta fue contundente: "tan sólo tienes que sacarlos de Internet y ya está".

De esto hace ya unos seis o siete años. Por aquel entonces, no tenía Internet ni había un café-net a mano, por lo que buscar material de referencia diario se me hacía muy difícil. ¿Cómo encaré la situación? Pues fácil: inventándomelos. Leía las características de cada signo para inspirarme y luego iba tocando ciertos tópicos de la manera más ambigua posible, pero siempre tratando de darle un viso de credibilidad. Como tenía que escibir los doce signos para siete días, que luego hacía llegar en una entrega semanal, aquello era un trabajo realmente duro. Quizás hubiese podido escribir cualquier tontería, pero a pesar carecer de un control de calidad externo, tenía el mío propio. No es que fuese un trabajo literario de primera magnitud, pero al menos puse toda la carne en el asador, intentando que la predicción de un signo no se pareciese a la de otro, que de tan ambigua resultase creíble, etc.

El "jueguito" duró dos semanas: no pude más y lo dejé. Era un esfuerzo que, pasada la emoción del primer momento, resultaba demasiado cansado para los beneficios que reportaba. Además, no puedo negar que sentía un poco de culpabilidad. Me preguntaba si habría gente que se creía lo que decía y moldeaba su actuar en base a lo que yo contaba. En aquel tiempo, el dinero escaseaba (sin contar con presiones de otro tipo), y esa fue la razón por la que memetí en aquello. Ahora, aunque el dinero sigue escaseando, no lo haría. Me he dado cuenta que para ciertas mentiras, sobre todo para aquellas que pueden resultar perjudiciales, no soy muy bueno.

Y por si alguien se lo pregunta: estaba muy mal pagado.

Technorati : ,

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Entradas populares

Etiquetas

Datos personales

Mi foto

Fui profesor de informática durante 11 años hasta que decidí probar suerte por mi cuenta.

he escrito artículos sobre blogging en Blog and Web, y fui redactor en dos blogs de la red Generación Net: Nuestros Comics (que ahora tiene otro propietario) y brevemente en Tecnokid. A continuación, estuve algo más de 3 años escribiendo sobre Internet y software en Genbeta, blog de la red Weblogs SL. También he participado en dos libros colaborativos: en “El futuro es tuyo: la revolución social de las personas”, con el artículo “Subido en la web: de amateur a profesional”; y en “Podcasting, tú tienes la palabra“, con el artículo “El podcast como vehículo de la ficción”.

Desde 2008, publico tutoriales de informática en cómic en mi sitio Proyecto Autodidacta, que dispone de su propia página en Google+. En ella podrás encontrar muestras de mi trabajo. No dejes de visitarla y de añadirla a tus círculos.

También escribo, cuando puedo, algo de ficción.

Mis comics


Visita la sección de Descargas de Proyecto Autodidacta donde encontrarás comics en formato PDF, accesorios y podcasts... ¡gratuitos!

Proyecto OMA

Manuales, tutoriales y comics didácticos para aprender informática

microcuentos, nanoficción, micronanos, nanomicros, comosetedelaganallamarlos...

Webcomic sobre... algo

NaNoWriMo 2012

Licencia

Busca en Todo está dicho

1 Libro = 1 Euro ~ Save The Children

Subscríbete por correo

Introduce tu dirección de correo:

Proporcionado por FeedBurner